Los pro y los contra de ser sola

Luego de un sondeo de mis contactos en Face, más un análisis de mi soledad paupérrima, es que les traigo este listado de todo lo bueno y lo malo de ser un solo, de estar sin marido, novio, chongo, hueso, filo, pata e’ lana, etc. Más allá de toda opinión, toda esta nota se resume en algo básico: lo único malo de estar solo es que no tenes quién te “bata el Dolca”.

Pero, hay una que otra cosita importante, sobre todo en esta época del año. Así que disfruten y espero lees vuestros comentarios al respecto.

PRO CONTRA
Podés andar con la pocha como la cabeza de la Mona Jiménez y las piernas al estilo Tío Cosa en invierno Perder el hábito de tener la chuchi en condiciones y cuando la querés tunear, tener un trenzado wichi
Cagar con la puerta del baño abierta, sin preocuparse por el olor. Sabanear un pedo y olerlo placenteramente En invierno no tenés a quién abrazar o apoyarle los pies fríos
No compartir el televisor para que chabón vea la final del Argentino B y la Liga Mexicana…o cualquier evento que implique una pelota rodando. No te alcanza para pagar el Directv HD sola. Si tuvieras pareja, lo pagaría él solo para ver partidos
Nadie te va a romper las pelotas si te querés gastar medio sueldo en maquillaje o en un par de botas divino. Podés reventar las tarjetas sin reclamos ni caras de ojete. No tenés a nadie que te regale un choto, ni siquiera los peronistas en época de elecciones
Te podés levantar a la hora que se te cante el culo, clavar siestita a las ocho de la noche, o acostarse a las tres de la mañana, sin pensar en que hay que hacer comida, o esperarlo, o acostarse porque se tiene que levantar temprano Tu casa, tu vida y tu organización diaria es un desastre. La limpieza depende de tu estado de ánimo. Este lo pondría como pro, me parece.
Mirar películas tira pelos las veces que quieras, clásicos como Sex and the City, Simplemente no te quiere y Bridget Jones son disfrutados permanentemente y con una sonrisa de satisfacción Darte cuenta que te sentís más sola que un perro y llorar por eso.
Aunque el ser sola implica poco y nada de sexo, si te ponés un poco menos quisquillosa, podés elegir pitos entre una gama más o menos variada de incogibles Todos los que te caen son inculiables. Pero mal. Si hay alguno más o menos, entonces no sos sola.
Elegir en qué películaS te querés gastar las dos entradas gratis del Movie Club, sin tener que aguantarte bodrios infumables típicos de pibes preadolescentes. No tener con quien ir a ver El Conjuro u otra de terror que da miedo
Estás tranquila. No tenés que preocuparte por 143 gatos que es probable que algún saliente se chamuye por las redes sociales. Ni en si sale con los amigos y se tropieza con cuanta concha se le cruza. Confías en las redes sociales para algún tiroteo. Craso error. Abundan los pajeros que usan términos como bb, linda, muñeca o que ricas tetas tenés.
No tenés que fingir que te cae bien el pelotudo del hermano o la tarada de la cuñada. No tener la casa de los parientes de tu pareja para ir a morfase todo y hacerse la mosquita muerta, mientras le hacés un pete en el baño mientras lavan los platos.
Que tu auto sea una chanchada, llena de papeles en el piso, bolsas de compras, galletitas, chocolates, brillos labiales. Lavarlo cuando empiezan a salir telas de araña y que nadie te diga nada. Suficiente con la cara de ojete del puto del lavadero. Sí, soy minita ¿Y qué? No tener a nadie que te avise que hay que controlarle el agua, el aceite y hacerle el cambio de filtro.
Poder pispear a los solteros ricos en algún casamiento y ver si enganchás algo Tener que fumarte la ceremonia y la cena como la amiga solterona de la que se casa, por ende, todos te huyen
Si el chabón chupa mal la concha, podés no llamarlo nunca más No tener quién te la chupe, aunque los pibes estén más perdidos que el cadáver de Jimmy Hoffa.
Salir con amigas cuando se te antoje o armar tardes eternas de chismes y mates. Que tus amigas no sean solas.
Regodearte en tu placer cuando todas se quejan de sus parejas y alegrarte de no tener esos problemas No tener a quién romperle los huevos
No tener que compartir las cosas ricas Darte atracones con chocolate por las noches mientras ves series en Netflix. Sólo es contra por el desarreglo alimenticio. Por lo demás es pro de acá a la China
La cantidad de casadas gorreadas en tu familia por travestis del Rodríguez Peña La cantidad de casadas gorreadas en tu familia por travestis de la Rodríguez Peña, que te preguntan cuándo te casás
Libertad de elegir y no tener que ceder ante otra persona para preservar la armonía y convivencia de la pareja Que lo único que tengas para elegir sea tu vecino clon de Eber Ludueña con olor a chivo y pantalón tiro alto

WhatsAppShare

Comentarios

  1. Julia Moyano dice:

    ¡Muy buena! 🙂

  2. Yanina dice:

    Jajajajajaajaa tal cual mía todo lo que me pasa solo que no tengo auto ni directv. 🙁
    EXCELENTE NOTA!!!!

  3. maxi dice:

    Genial jaja

  4. Mala Morales dice:

    Yo se mirar el aceite .el agua y cuando cambiar el filtro. …para eso no necesitas y un hombre. Para eso hay lubricentros oo amigas como yo q si saben.. hermoso mía. Geniiiaaaa

  5. zippo dice:

    ¡Che! Tiene muchos pro! pero aplican si vivís sola. Debe ser horrible vivir con tus viejos, y ser sola.

    • Lu dice:

      de una!!!! cuando no tengo a donde salir un finde tengo que pelear por la tele, o cenar con ellos sabiendo que van a terminar cogiendo y yo no -.-

  6. Patys dice:

    Siiii x ahí cae un lagrimón por estar sola. 15 minutos después soy feliz por poder manejarme y hacer lo que se me antoja en el horario que pija quieroooooo. Eso, y acostarme en cualquier horario sin que me digan “a esta hora…?” es la gloria misma.

  7. Olivia dice:

    No cambiaría estar sola por nada, aunque admito que hay que mantener siempre un chongo lindo bajo la manga

  8. sapheart dice:

    Yo me irira a vivir sola a un depto de un ambiente porque cada vez me banco menos vivir con la bruja de mi abuela. Pretende que sea una amargada como ella!. Tengo novio, le doy una copia de la llave y que venga a joder cuando quiera. Mi vieja si quiere venir puede, pero nada de instalarse conmigo para no fumarse a la bruja.

Opina

*