Que no (y que si) decirle a una embarazada

Siempre he sido una persona muy especial; los que han tenido la oportunidad de conocerme lo saben. ¿Viste la “Tana Ferro” de la película “Un novio para mi mujer”? Bueno, mas o menos parecido; creo que ella es un poco mas amorosa que yo.

Toda mi vida fui así, es algo que no puedo evitar. Dicen las viejas que durante el embarazo una cambia. Me pasó en ambos, yo tuve dos.

Durante el primero me convertí en una dama muy apreciable; todo me emocionaba, todo me maravillaba y aquellas personas con quienes siempre he tenido una pésima relación ahora me daban lástima y hasta me puse de casamentera a buscarles novio. Mis amigos trataban de hacerme reaccionar, uno hasta me trajo un informe de los cambios por los que pasa una mujer debido a las hormonas durante el embarazo y el post- parto.

La cosa es que hoy, cuatro años después, al recordar como fui durante mi primera gestación, me da diabetes en la memoria.

En mi segundo embarazo fui yo elevado a la décima potencia. Las cosas que hacía o decía la gente me ponían de tan mal humor que mi cara se transformaba. De ahí saqué las cosas que no se le deben decir a una embarazada “Tana Ferro” como era yo.

1- ¿Cómo va la panza?:

¡Fue sin dudas la frase que más odié! Estoy engordando cinco quilos por semana, me siento una ballena, nada de mi ropa me entra, tengo que andar de pantuflas porque no aguanto las zapatillas ¡y encima vienen a hacer alusión a mi panza!

Alternativas a esta pregunta: ¿Cómo va el embarazo? ¿Cómo está el bebé?

2- Decirle “gordita” a una embarazada:

Es exactamente lo mismo que el punto nª 1

Alternativas: ¡tiene nombre! Llamala por su nombre o decile cualquier cosa que no esté relacionada con el aumento desmedido de peso.

3- Ay, ¡se esta demorando mucho! ¿Cuándo va a nacer?:

Te puedo asegurar que no hay nadie que desee más que ese bebé nazca que su propia mamá. Al decir cosas como esas solo la pones más ansiosa y nerviosa.

Alternativas: se está tomando su tiempo, nacerá cuando esté listo.

4- Que le cuenten experiencias de partos que no salieron como es de esperar:

El hecho de decir “Fulanita tenía el bebé sentado pero no se dieron cuenta hasta que ya llevaba 12 horas de trabajo de parto” o “menganita se desgarró durante el parto, le pusieron puntos y no podía caminar” son cosas que de verdad alteran a la futura mamá. Entiendan que cuando estamos embarazadas no damos más de pensar en el parto ¡y nos vienen con semejantes historias! ¡No le mientan! Pero tampoco la aterren.

5- Que le digan “mamá” en el hospital:

Es entendible porque tienen muchas mujeres teniendo hijos al mismo tiempo, pero tener a alguien que le de un trato personalizado aún cuando sea solo llamarla por su nombre, la hace sentir contenida.

6- Que la “asusten” con la bilirrubina:

Si bien es algo de que preocuparse, muchísimos bebés la tienen durante el primer mes de vida. Basta con llevarlo a todos los controles que el doctor considere necesarios. El decirle -¿no está muy amarillo?- la pone mas nerviosa.

Alternativa: preguntarle cómo le fue en el control, vas a ver que ella sola saca el tema.

De ahí también saqué las cosas que si me hubiera gustado que alguien me hubiese dicho y son estas:

1- El parto sí duele:

Pero no es un dolor tan increíblemente terrible como algunas describen. Es bueno que tomes cursos donde se enseña la respiración y posiciones porque ayuda a que todo sea más rápido y tenes que saber que no es eterno; el parto dura solo un ratito y después el dolor se va.

2- En un momento puede que creas que no vas a poder:

Si podes, tu cuerpo está preparado para esto, sos muy fuerte y valiente y en solo un ratito estarás cara a cara con tu pequeño/a.

3- En la cesárea sentís cosas:

No sentís dolor, pero si sentís cuando te tocan, te mueven o te empujan. ¡No te asustes! No duele nada.

4- Dar teta duele:

Tampoco es un gran dolor, pero mientras el bebé y la mamá se van adaptando a la lactancia duele un poquito. Es normal y también se pasa al poco tiempo (a algunas suertudas no les pasa).

5- ¡Los abuelos y los tíos son maravillosos! Pero en la salud del bebé solo interviene el doctor:

Algunos consejos son contraproducentes. Si estás preocupada por algo seguí solo los consejos del médico que es quien estudió para ayudarte.

6- Necesitas ayuda:

No sos una súper-mamá que todo lo puede. Necesitas un tiempito pequeño para vos. Llamá a alguien de tu confianza ya sea tu pareja o un familiar para que mire un ratito a tu pequeño/a así podés bañarte y tomarte un tiempo para conocer esta nueva imagen que te devuelve el espejo, con algunas ojeras y un poquito pálida pero llena de amor para dar.

¡El embarazo y la maternidad son hermosos! Son nuevas etapas en la vida de una mujer que la ponen mas linda, la hacen mas fuerte y mas feliz.

Si sos cercano a una embarazada, hacela sentir bien y segura.

Si estas embarazada ¡deja que las cosas fluyan! Tu bebé llegará en el momento justo para los dos y será hermoso. ¡Felicidades!

WhatsAppShare

Comentarios

  1. Yanina dice:

    Hermosa nota me encantó! !! Ahora se la comparto a mi hermana que esta embarazada.. besos

  2. Cualca dice:

    Y si es el primero,todavia no lo tns y ya te quieren encajar un segundo..o esos que les estas contando que hace pocos dias u horas que te enteraste que estas embarazada y ya te preguntan como le vas a poner..

    • Hiedra Venenosa dice:

      o te dicen si no sos muy joven/muy vieja para estar embarazada… la sociedad es asi… que le vamos a hacer!jaja

    • Alma dice:

      O las flacas que vienen teniendo hijos desde los 16 y ahora con 26 vienen y te dicen ” se te está pasando el tren”… pará flaca! Que vos te hayas apurado no quiere decir que tengamos que tenerlos antes de los 28… quiero dormir unos años mas!

      • Cualca dice:

        De una!..mi doñita a nuestro primer y unico hijo le preguntaban su edad,27 y la miraban como diciendo tan vieja para ser madre primeriza..,

  3. Cinti dice:

    Jaja q real todo! En mi primer embarazo tmb era así de amorosa, un día en una pancheria vi a un señor comiendo con su hija y tenía tanta cara de tipo q la ha luchado mucho que me dieron ganas de abrazarlo, tuve q salir xq me largue a llorar o.O jajajajajaja muy tarada! Y en el segundo embarazo odiaba a todos, ni hablar de mi marido no soportaba tenerlo cerca pobre.
    Mi segundo bebé estuvo en Neo una semana y odiaba con mi vida q me llenarán de msj preguntando como estaba y cdo le daban el alta xq me hacía sentir peor, odiaba salir de Neo y q mis viejos me dijieran y? Como esta? Cuando le dan el alta? Quería gritarle NO SEEE LA CONCHA DE SUS VIEJAS!!! Asiq opté x apagar el celu y no volver a prenderlo hasta q le dieran el alta

  4. Sole dice:

    Me encantó la parte de las cosas que te hubiese gustado que te digan, pasé por lo mismo… el post parto es hermoso, pero también sería lindo que te cuenten de ciertas situaciones: como que dar la teta duele y que vas a necesitar ayuda, y agregaría que probablemente llores sin motivo alguno y sin razón…
    La maternidad es lo mejor que me pasó en la vida, pero sería bueno que deje de ser tan taboo y que se deje de suponer que es tu deber como mujer aguantarlo sin decir nada, como lo aguantaron miles de mujeres, es cierto, pero la ayuda femenina, como tan sólo un abrazo o un mate en silencio, es necesaria.
    Me gustó tu nota. Gracias!

  5. Hiedra Venenosa dice:

    Gracias a todos por sus comentarios y aportes! la verdad es que quedaron varias cosas en el tintero, como los mensajes que verdaderamente son molestos y la sensibilidad que es comun en el pre y post parto, el hecho de que una vez que sos mamá ya nunca dejas de estar preocupada, faltó aclarar el tema de las visitas, que nos molesta que levanten al bebé de prepo cuando está durmiendo tranquilamente o sin pedirnos permiso, o que le den un beso mientras está tomando la teta! (es una clara invasión a mi burbuja de intimidad) o que fumen en el mismo lugar donde está nuestro pequeño/a! pero si no la nota se hubiera extendido demasiado…vendrá una segunda parte, prometido!

  6. Ricardo Diaz dice:

    Hermosa nota!!!! Acabo de RE estrenarme como papá y me hubiese encantado poder compartir está nota con mi esposa… igual la comparto porque es importante saber o tener algunos tipsitos…

  7. Anouk dice:

    Que lindos recuerdos!! Cada palabra describió mis embarazos! En e primero leí un libro que se llama “Guía inútil para madres primerizas”.. Es un resumen de tooodo lo que no te cuentan en los libros sobre la maternidad! Es un libro “comico” lo recomiendo porque me ayudó a pasar un montón de miedos que tenía. No recuerdo sus autoras pero eran dos chicas. Y por favor: nadie quiere escuchar ninguna experiencia que no sea linda!! Me encantó la nota!

  8. Ceg dice:

    Genial ese libro para primerizas y tiene una segunda parte es de bolsillo

  9. sapheart dice:

    Entre porque me acorde de la foto que me mostro mi vieja cuando estaba embarazada de mi, parecia un tanque! Y en la de mi hermano parecia que se habia tragado una pelota de futbol.
    Bue, a mi me tuvo a los 25 y a el a los 40. Con ninguno de los dos sintio dolores. Me acuerdo que el dia en que le iban a hacer cesarea (yo iba a nacer por parto normal pero en un tacto que le hicieron me torci y se cago todo, alta mala praxis, casi no la cuenta..) una mina de la habitacion de enfrente pegaba unos alaridos que daban miedo, yo me cague mal. Pense “si eso es tener un hijo, yo ni loca…”
    Otra con la que mi vieja todavia me jode es que conmigo hasta que naci no sabia si iba a ser nena o nene porque no me dejaba ver en la ecografia, que era muy timida. En cambio el pendejo se dejo ver a la primera (yo queria una hermanita, ya estaba rebalsada de primos varones).
    Aunque nos llevamos 15 años de diferencia y ninguno de los dos tiene padre por momentos parecemos hermanos y en otros madre e hijo. AMOR -ODIO.

Opina

*