El típico menduco careta

Mendoza, tierra del sol y del buen vino… y del caretaje. Desde el lugar que se la mire es hermosa, “maravillosa” como nos hicieron hacer creer en algún momento. ¿Maravillosa? ¿En serio? Sí, si miramos alrededor de los lugares más tops de la provincia. Si olvidamos la odisea que es caminar a cualquier hora del día y la noche por alguna calle sin ser víctimas de algún punga que nos quite veinte mangos del bolsillo, la vida o las dos cosas si estaba de mal humor. Pobres, después de todo son unos incomprendidos ¿No?

Pero atentos, porque cuando llega un político a golpear puertas y simular que usa tu baño, embanderás tu pulcra y humilde casa de afiches de colores mientras intentás esconder las boletas en las que se van la mitad de tu sueldo inferior al básico. Todos nos ponemos la vincha de la victoria o inflamos esos globos amarillos con todo el aire que nos sale del pecho. Porque podés tener cincuenta mangos en el bolsillo, pero el menduco muere en la suya. ¡Joya nunca taxi!

A donde voy veo caretas, sí, a vos también. ¿Creés que nadie se da cuenta? Cada vez que salís con tus amigos a un bar de la Arístides y algún menor se detiene a ofrecerte una tarjetita cuyo valor es a voluntad, lo mirás con asco, sacás tu alcohol en gel y te limpiás la pobreza. Odiás que “esa gente” pueda acceder a los lugares que vos frecuentas y pasás por alto que es una cuestión de necesidad. Después de criticar con todos tus amigos, abrís la aplicación de Facebook en tu celular ¿qué estás pensando? Y ahí la careteás una vez más, escribís en algunos caracteres lo que el resto de la sociedad quiere leer respecto al trabajo infantil y todo por algunos likes que te hagan olvidar que hay personas que pasan hambre, aunque no te importe. Pensás limpiar tu honor con ese mínimo fragmento. Vas a poder dormir esa noche.

Asistís a marchas de “ni una menos” pero te sube la bilirrubina cuando la menor que estaba desaparecida es encontrada con el novio y la tildás de “puta de mierda” como si tus padres a vos te hubieran concebido dibujando ¡cabeza de termo! Si al contrario, la hallan muerta, era una pobre niña de su casa que no merecía morir y le llenan su muro de mensajes que no va a leer nunca. Como si las que disfrutan de su sexualidad libremente no tuvieran el mismo derecho a la libertad ¡qué asco!

Incineran a un perro y como señal de repudio intentan prender fuego la casa de los responsables (?) Bastante conveniente, la violencia siempre resuelve la violencia, muy ejemplificador.

Somos caretas con nuestro laburo y nuestros estudios. Aspirás tener lo mejor pero no hacés nada para obtenerlo. Te conformás con tu laburo mediocre mientras criticás a tu vecino que “se dio el lujo” de cambiar el auto en dos años. ¿De dónde saca tanta guita? Te preguntás mientras te fumás el décimo pucho en tres horas. Estudiás una carrera que no te gusta porque para vos “el hoy” no importa, priorizás lo económico y hacés bien. ¡Cuánto tenés, cuánto valés! Aunque eso no tenga importancia cuando te llegue la hora de pasar para el otro lado y tengas que rendirte cuentas a vos mismo de qué hiciste con tu vida. Pero no importa, vos siempre podías esperar.

Chapeamos al ir al boliche que está de moda aunque tengas que disfrazarte de algo que no sos para entrar. Resignás tu personalidad y le entregás tu dignidad al seguridad del boliche que no te permite ingresar porque “está lleno” mientras mira con desconfianza tus zapatillas, que no son de primer mundo pero están limpias. ¡A la masa hipócrita no le importa! Todos pasamos de largo.

Laburás para comprarte eso que te permita “pertenecer”, te hacés el distinto para evitar el morbo colectivo y lograr que te acepten hasta que por fin pudiste entrar al lugar. Al final no era algo tan copado, de hecho has ido a mejores lugares pero no importa. Es la moda y el menduco ¡antes muerto que sencillo! Mientras gastás un cuarto de tu sueldo en tragos que llevan nombres irrepetibles (salvo que seas un fonoaudiólogo) y te sacás selfies con amigos y etiquetás al lugar, porque es la moda y formas parte.

No somos lo peor, pero estamos lejos de ser ejemplo de algo. Tampoco somos un rompecabezas, nadie nos obliga a encajar en ningún lado o al menos no debería ser así. Alejate de los que se ponen el disfraz de Dios bondadoso y no hace nada, los cambios los hacemos nosotros.

¿Querés solidaridad? Ayudá, no mires para otro lado que alguna vez te puede tocar a vos.

¿Querés el fin de la corrupción? No le pases cien mangos al policía porque no tenías puesto el cinturón.

¿Querés igualdad? No mires con desconfianza a alguien por cómo se viste. Hay más hijos de puta disfrazados de gente pulcra que de humildes.

¿Querés que laburen los políticos? Vos qué hacés escapándote del trabajo antes que termine tu jornada laboral.

Yo amo esta provincia, pero si estas cosas no existieran estaríamos mejor, al menos haríamos el intento.

WhatsAppShare

Comentarios

  1. Firulai dice:

    Lees el mendolotudo y pensas: “menos mal que no soy de esos” típico menduco careta y encerrado en un termo

  2. LADra Lí dice:

    Caretas hasta lo vomitivo!!!

  3. Pato dice:

    Lo feo de generalizar es que “mal de muchos….”. No creo que todos seamos así realmente, no sé si todo tu entorno será como describís en la nota pero como que le estarías escapando a la elección, no?

    • Pol Vora dice:

      Dale, nunca te cruzaste con alguien así? Caretas hay en todos lados, incluso tu comentario lo es. Autocrítica por favor!

  4. Dr. Bomur dice:

    Lo pero que tiene mendoza somos nosotros, los mendocinos. Rechazamos la cultura provincial, somos críticos de todo el que hace en la provincia, no tenemos aguante, no somos apasionados, somos frívolos y nos manejamos por el termómetro de la moda, de las masas. Vamos a bar de moda, al boliche de moda, al lugar de vacaciones de moda, a la calle de moda, a la pileta de moda, al club de moda… queremos estar, figurar, pertenecer a una especie de “elite” de fantasmas de cotillón.

    Somos poco hospitalarios, conservadores en extremo, chupasirios y gorilas. Lo único relativamente interesante es que hay una pequeña chispa de cambio que quizás encienda y lleguemos a presenciar una mendoza formada por gente un cachito más interesante.

  5. kevin dice:

    Muy buena nota, es la verdad de la milanesa, el mendocino es muy careta, sea del entorno social que sea. Figureti!

  6. Renguero dice:

    Ustedes hablan por las “clases altas” y yo les puedo hablar de las clases mas bajas donde lamentablemente tambien hay más caretaje q arriba.

    Desde que iba al Nogués (año 2000) intenté ir a la Aristides pero desde esa epoca me daba asco tanto caretaje junto, de todos modos no tenía guita. Empecé a laburar y el progreso economico me permitió salir de la villa donde nací a un lugar mas “careta” y la verdad es que es un bajón. La gente de arriba cree que el villero es la escoria de la sociedad mientras que el villero siente que el de arriba es el enemigo. De alguna manera lograron que todos estemos contra todos y por eso somos caretas.

    Recuerdo mi infancia en esa villa en los años 80, y me consta que las doñas en las tardes de invierno iban haciendo pan casero y le convidaban a todos los vecinos ¡sin esperar nada a cambio! otros convidaban fruta o cualquier otra cosa. Crecí ahí, descalzo en veredas de tierra pero sin caretaje, todos eramos del mismo lugar. Pero hoy hasta en las villas sub discriminan, se fijan en cual o tal ropa tienen, o en los celulares que usan, prefieren tener el techo de chapa y los niños con los dientes podridos pero ahh las madres guerreras tienen que tener el galaxi S6. Ese caretaje me da asco. Los pibes prefieren oler a guiso de cebollas porque “son pobres y no tienen agua caliente” pero no quieren ir a la escuela si mama no les compra las Nike con resortes de dos lucas sinó los compañeritos se burlan. No sé en que momento involucionamos de tal forma.

    Detesto el caretaje en todas sus formas. Tenia 18años cuando me compré mi primer auto (un Falcon todo reventado) y era feliz llevando a mis amigos y a las turritas para coger. Con el tiempo me dijeron “hey como vas a andar en ese auto? sos lo que tenés” y como buen boludo me compré el CeroKm, solo para ser como todos. Lo mismo con casi todas las cosas que tiene o hace “la gente bien” Al final me di cuenta que la gente no cambia. La guita te ayuda a ser quien sos. Hay pobres que caretean con dos mangos en el bolsillo y otros q tienen mucha guita y son felices llevando una vida austera porque saben que lo importante no tiene precio.

    Recuerdo estaba en la Alameda con mi hijo en el invierno del 2014, mi gordito tenia 3años, yo estaba realmente “comodo” jean gastado, botines de obrero, camisa y campera vieja, mi gordito igual y estabamos comiendo una pizza sentados en una banca. La gente nos miraba con cierto halo de lástima como diciendo “pobre nene” y cuando terminamos me subo al auto (al pedo decir marcas) y esa misma gente miraba asustada como pidiendole a la policia q nos detenga por estar subiendome a un auto q obviamente debía ser ajeno. Es muy triste que la gente esté programada de esa manera. La unica manera de revertir esto en la sociedad es con nuestros hijos, al menos yo estoy haciendo mi parte

  7. Ulysses dice:

    El Mendocino además de careta odia cualquier tipo de éxito provincial, siente una envidia tremenda por las cosas mendocinas que triunfan, pero viene algo de afuera y lo consumen y alaban, porque claro es más top. El Mendocino promedio no sabe ni quien es Pascual Perez, ni Nicolino Loche ni Quino, ni Hugo Fregonese, a pesar de que triunfaron internacionalmente. El mendocino promedio llena estadios cuando viene una banda de afuera, así sea la banda o cantante más berreta, pero los Enanitos Verdes de éxito internacional nunca llenaron en Mendoza. El mendocino promedio paga 1000 o 2000 mangos para ver a los suplentes de boca o de river jugar un partido de entrenamiento, pero no so capaces de llenar un estadio cuando juega un equipo local, es más les molesta que Godoy Cruz juegue en primera, prefieren ver triunfando a un porteño antes que a un mendocino.

    El mendocino es careta y envidioso del éxito de otro mendocino. El mendocino vive de las apariencias y siempre quiere aparentar ser alguien, por eso le molesta tanto cuando a otro mendocino le va bien.

  8. Jorge dice:

    Impecable lo suyo, Pol Vora, a lo lejos creo que gracias al mendolotudo, tengo esperanzas que esto puede cambiar, abrazo!!!

  9. zippo dice:

    Che, en serio les digo…no tenemos NI UNA virtud?

  10. Pablo dice:

    No se si me da asco, pero que me da pena es seguro. Hipocresia hay siempre, porque queramos o no, si no nos queremos incluir en ningun bando, de igual forma lo estamos haciendo.
    Espero no ser careta nunca en mi vida, y si alguna vez lo soy, espero seguir aspirando a la humildad, y por lo menos tratar de estar tranquilo conmigo y con las personas que me rodean.
    Que bueno que se hagan estas notas, que exista gente que todavia levanta la mano y se hace cargo de las cosas, cantandole la posta a los demas…

  11. die dice:

    Sublime el final

  12. Grisaceo dice:

    Yo soy mendocino, no soy careta como lo describe la nota pero no me representa el otro polo de la sociedad donde estarian los “progres” del Mendo… Mi pregunta es, ¿existen los grises? .

  13. David dice:

    hace28 años que vivo en otra provincia , desde hace tiempo la visito como turista …. no la vi crecer no conozco todos sus barrios ……..pero recuerdo , de aquellas cosas que vivi …………. que nos metieron en la cabeza …todos ….yyy que reproducimos como mencionan en otras lineas ,ooo al menos representan una parte de lo que se siente . Todos creen . todos queremos progresar ser …. ser lo que sentimos y nos asepten asi …. pero pero , la verdad es que sienten que si no tienen un titulo , un apellido de calle emilio civit , vivis en chacras o en un barrio privado , tu vestimenta tu auto o moto al tono………. cuando somso pibes soñamos… y sabemos que todo esto se puede lograr pero hay que ir laurandolo de a poco , ……. bueno esto no se entiende del todo y los que nos oprime es no tenerlo ….YA …no ser del otro barrio ni tener lo que otros tienen………algun dia quizas todo esto no joda a nadie , y puedan vivir mas relajados …se puede creanme sin la presion de las pelotudeces ,hoy quiero regresar a ver a mis amigos , a disfrutar de lo lindo que es MZA , de lo hermosas que son las mendocinas , del espacio cultural q tienen , de eso que hoy extraño .

Opina

*