Formas de llegar borracho a tu casa sin levantar sospechas

¿Por qué escribo sobre esto? Porque la puedo caretear, soy un maldito experto. Desde que tengo 15 años en podido poner en practica más de 200 formas y solo la mitad llevo a resultados catastróficos. Es una buena marca…

La cosa es que los años te van curtiendo, la experiencia se va ganando de a poco y las mamúas cada vez se agudizan más, así que tenes que ser inteligente y saber cómo carajo vas a hacer para llegar curado sin que nadie se dé cuenta, en especial tu vieja o señora. Arrancamos…

Tengo sueño

Llegás a tu casa con los ojos entre abiertos y alegás estar muerto de sueño, este método se aplica si tu vieja esta despierta, si no se van a dar cuenta que estas en pedo por que el acting te va a salir como el orto. ¿A quién le decís que tenes sueño? ¿Al gato?

El ninja

Este es el típico pedo en el que te sale el Jackie Chan de adentro y crees que sos alto ninja, pero no es así, hay que tener cautela. Mete la llave en la cerradura silenciosamente, que no se escuche nada, reza que el otro día le hayas echado WD40 a la puerta. Entras y ya sabes hasta que baldosa tenés floja para no hacer ruido, llegas a tu pieza y cuidadosamente te acostás, seguramente perdés el conocimiento en 5 segundos, pero nadie se dio cuenta.

La del ciego

Esta te pasa cuando entras a tu casa mal mal mal y no queres prender la luz, entonces te vas guiando con las paredes y los muebles. A mí siempre me pasa que mi dedo meñique del pie me marca donde está la mesita del teléfono.

Y ahí agarrás el pasillo y vas al tacto, ya sabes que la segunda puerta a la derecha es tu pieza y que enfrente tenés el baño (por si lanzas). No se confundan, muchas veces pasa que terminan durmiendo en la pieza de la limpieza por boludos.

La del campeón

Esta pasa cuando por algún puto motivo perdiste la llave por ahí, entonces tocas el timbre de tu casa y decís lo que te pasó, entonces cuando vas entrando saludas a tu vieja o señora de lejos (para que no sienta el olor a fermento que tenés) y entras a tu casa como un campeón, caminando con el pecho inflado como loro que va pa’ la cocina.

Lo más probable es que se den cuenta que venís re curado, pero va ser tan cómica la situación que se van a cagar de risa de vos, así que vas a zafar por esta vez.

El “dragón”

En realidad es la táctica del ladrón, pero estas tan pasado de rosca que decís dragón, porque es lo primero que se te pasa por la saviola.

Lo mismo, te olvidas la llave, pero en tu casa siempre tenés el rinconcito que es fácil de escalar (menos en mi casa que es una jaula que tiene rejas hasta en el patio) y ahí entras infiltrado sin que nadie se dé cuenta. Si alguien te ve, llaman a la policía o te comes un corchazo por ebrio de mierda, así que tengan cuidado.

Acá hay que ser inteligente y dejar mínimo una ventana abierta para poder entrar a tu casa sin que nadie se entere, pensá que sos un ladrón profesional y no dejés rastro alguno.

No sé cómo hice

Esto pasa cuando te despertas en tu cama y no sabes ni quien te trajo del boliche, la cosa es que estas vivo.

Directo al biorsi

Acá es cuando te lanzaste la vida y tenes que ir directo al baño para ducharte, porque cargas un olor de la san puta y no sabes cómo vas a hacer si la Marta (la Marta es la señora que limpia en mi casa) esta despierta… la puta madre que me parió.

La técnica es no pensarlo, entrar lo mas rápido posible y meterte a la ducha de huevo, si el agua sale fría se te pasa el pedo y si sale caliente te limpia el pato, así que lo mejor es regularla a una temperatura intermedia. Lava la remera y toda la ropa, colgala en el baño, cerrá la cortina y al sobre sin decir ni “a”.

Al otro día te levantas, buscas la pilcha y la metes a lavar en la maquina sin que nadie preste atención.

¡Linda hora para llegar!

No recomiendo hacer esto, pero pasa cuando llegas a las 12 y está toda tu familia comiendo.

Si no te queda otra te quedas piola, comés tranquilo con tu familia, levantás la mesa, lavás los platos y pasás el trapo de piso, todo para que digan “mira que bien se portó el vago” y te vas a dormir la siesta, así de una, a la mierda…

Ni caer hasta el otro día

La mejor opción cuando estás muy en pedo es caer a tu casa el otro día. Siempre está el amigo bondadoso que vive solo en un departamento y te deja tirarte en el sillón cuando estás muy en pedo.

No vale la pena correr riesgos, así que al otro día comes algo y cuando se te pase la curda, agarrás viaje para tu casa como nuevo, nadie se va a dar cuenta que anoche no podías ni caminar en 4 patas.

La última opción

A ver, tus viejos siempre estuvieron igual o peor que vos y tu señora también, así que una vez te tienen que perdonar. En mi caso personal yo sabía que tenía que llamar a mi viejo (si era el último recurso).

Tocas timbre o llamas a esa persona por teléfono y le decís “mira no se para que mentirte, estoy en la puerta y no camino ni para atrás ni para adelante, así que vení a ayudarme por favor”.

Acá hay dos opciones, o te comes la puteada más grande del siglo o se te cagan de risa. Te cargan al hombro y que te tiren a la cama, total al otro día se habla.

Bueno, esto es como usar forro, puede ser seguro pero no tiene el 100% de la eficacia comprobada, así que yo les recomiendo que intenten todo lo anterior menos el último recurso que es para casos extremos, lo demás es funcional.

Si van a manejar no escavien. ¡Besis y hasta la próxima!

WhatsAppShare

Comentarios

  1. Gonzalo dice:

    Muy bueno, varias de esas hice, me cague de risa. Saludos desde Tucumán.

  2. Clean IsGood dice:

    jaja el dedo meñique del pie marca donde esta la mesita jajaja quien no se llevo puesto un mueble cuando menos ruido quiere hacer. No recomiendo piso parquet en el invierno se hincha y mete un ruido imposible hasta para el mas sigiloso

Opina

*